martes, 3 de abril de 2007

La Aplicación del Método Científico en la Investigación Criminalística de los Delitos

El método científico: conjunto de normas que la ciencia sigue para encontrar la verdad de las cosas que se inquieren.
Par
a esclarecer los delitos, establecer el móvil y sus circunstancias, identificar a la víctima si ésta ha sido hallada sin vida, identificar a los autores y aportar las pruebas de su participación y responsabilidad, se requiere la utilización de un método de investigación.
Antes de emplear los métodos y técnicas adecuadas de investigación, es indispensable que el investigador posea los conocimientos acerca de la naturaleza del delito que debe aclarar, las normas legales que califican el hecho como delito y aquellas normas que enmarcan sus procedimientos dentro de la ley.
Hay procedimientos legales, procedimientos reglamentarios, y procedimientos y técnicas científicas que nos enseña la Criminalística, que los investigadores deben observar siempre, a fin de asegurar el éxito de la investigación.
Es de suma importancia también que el alumno, profundice de alguna manera, conozca y comprenda las demás ciencias con las que la Criminalística tiene estrecha relación, recurriendo a sus conocimientos para la investigación de los delitos, como es el caso de la criminología, el derecho penal, el derecho procesal penal, la medicina legal, la química, la física, la informática, etc., por nombrar algunas.

Debe además adentrarse en los conocimientos que aportan otras disciplinas con base científica, que forman parte, por lo general, de las secciones forenses de los laboratorios de Criminalística de las policías y del servicio médico legal, como es el caso de la balística, la huellografia, la planimetría, la fotografía, la medicina Criminalística, etc.

Hoy en día los investigadores policiales utilizan los métodos y técnicas que nos enseña la Criminalística para la investigación de los delitos, disciplina que emplea el modelo o las pautas de investigación del método científico.
Comprobada su existencia, le corresponde identificar a la víctima, establecer el móvil, las circunstancias, identificar a los autores y ponerlos a disposición de los tribunales, con el máximo de evidencias útiles procesalmente.
El objetivo de esta unidad temática, es presentar a los alumnos, en su primera etapa, las nociones y técnicas básicas fundamentales de la investigación científica, orientadas al área de la Criminalística, especialmente en lo referido al trabajo del sitio de suceso.
Preparar al alumno para que comprenda esta ciencia y desarrolle una capacidad efectiva que le permita participar junto a equipos de investigación en esta área, posibilitándolo a formular hipótesis claras y coherentes, para llegar a conclusiones certeras y confiables, basadas en la confrontación previa con los elementos de prueba recogidos en la escena del crimen y los exámenes y estudios practicados a éstas.
Ciencia se puede definir, en sentido genérico, como un “conjunto de conocimientos de una misma naturaleza” obtenidos a través de un método lógico y sistemático mediante el cual se observan y se clasifican hechos, con el propósito de establecer teorías que puedan ser verificables.

Conocimiento común o vulgar:

“Es aquel que se obtiene producto de la tradición o se adquiere en el diario quehacer de nuestras actividades”.

Puede ser verdadero, no necesariamente erróneo.

Es un conocimiento del que no se duda, es dogmático, no crece, no se perfecciona.

El conocimiento vulgar es la fuente para el conocimiento científico.