martes, 3 de abril de 2007

Reglas Fundamentales de la Protección y Conservación del Lugar de los Hechos

Para hablar del lugar de los hechos, debemos recordar a los alumnos lo anteriormente dicho referente al Sitio de Suceso.
En general se ha definido el Sitio de Suceso (S.S.) como el lugar donde ha ocurrido un hecho de interés criminalístico y sus posibles ramificaciones.

Para aclarar este concepto debemos entender que un sitio de suceso o lugar de los hechos puede tener extensiones o ramificaciones hacia otros puntos, como por ejemplo, el arma fue encontrada en otro sitio, o retirada de poder del agresor o autor en su domicilio, que es diferente al sitio donde ocurrió el crimen.

Tanto el S.S. original, como sus ramificaciones se trabajan en la misma forma acuciosa. Puede ocurrir que el investigador se encuentre con el S.S. original y jamás pue­da ubicar el S.S. ramificado, o lo que es igual, su o sus derivaciones. Al revés, el investigador, puede encontrarse en su labor, con la o las ramificaciones y jamás podrá ubicar el S.S. original.

El área de un S.S. puede estar limitada al TIPO DEL HECHO que se investiga y el LUGAR donde el hecho ocurre.
En el sitio de suceso y sus posibles ramificaciones, es donde los peritos deberán buscar acuciosamente las huellas, rastros e indicios, que permitirán a futuro dar solución a un hecho, identificando al autor del mismo, a la víctima, los instrumentos utilizados para cometerlo, los objetos sustraídos, los elementos cualesquiera sea su origen.

En todo sitio de suceso es recomendable en lo posible, seguir la siguiente metodología, ya que es secuencial y ordenada, aún cuando ellas no constituyen una regla rígida, ya que el trabajo que se desarrollará en él, depende de innumerables variables y en cada caso en particular, los especialistas adoptarán el método de trabajo que estimen más apropiado para el sitio en particular.

1.- Resguardo, técnicamente Protección.

2.- Observación, técnicamente Inspección Ocular.

3.- Fijación.

4.- Rastreo.

5.- Examen de cadáveres.

6.- Interpretación del sitio de suceso.

7.- Formulación de hipótesis.

RESGUARDO O PROTECCIÓN DEL SITIO DE SUCESO.

El resguardo debe hacerse de todo sitio de suceso y consiste en impedir que éste sea alterado o destruido por agentes extraños, sean éstos, personas, animales, fenómenos atmosféricos, siniestros, etc., es por ello que la protección no es sólo aislar o clausurar el sitio de suceso, según sea el caso, para impedir el acceso al mismo de intrusos, sino que en muchas ocasiones será necesario sacar o mover objetos, cerrar llaves, etc.