martes, 3 de abril de 2007

La Criminalística y su confusión con la Criminología

La Criminología: Según Antonio García-Pablos de Molina, la describe como:

“Ciencia empírica e interdisciplinaria que se ocupa del delito, del delincuente, la víctima y el control social del comportamiento delictivo; y que trata de suministrar información valida, asegurada, sobre la génesis y dinámica del problema criminal y sus variables; sobre programas y estrategias de prevención eficaz del delito y sobre técnicas de intervención positiva en el hombre delincuente”.
Todo lo anterior desde un punto de vista bío-psico-social, analizando sus causas y formas de expresión, y no desde una perspectiva biopsicopatológico como lo era antes.

La Criminología es una Ciencia Empírica, una ciencia del “SER” pero no una ciencia exacta. El hombre no es sólo biología, sino, también historia, cultura y experiencia.

Etimológicamente la Criminología es la ciencia del delito.

La diferencia entre la Criminalística y la Criminología, es que la primera limita su campo de acción exclusivamente al concepto jurídico de delito que le da el derecho penal, se ocupa del cómo, cuándo, dónde y quién lo cometió, y la segunda del porqué del delito.

Mientras que el campo de la criminología es más amplio, al preocuparse de la etiología del delito, el campo previo, la cifra negra, la esfera social, las conductas atípicas, etcétera, lo que al derecho penal no le interesa.

La función básica es en informar a la sociedad y a los poderes públicos sobre el delito, el delincuente, la víctima y el control social.